¿Experimentas dificultades y angustias? ¿Encuentras muchos obstáculos en tu vida? ¿Qué piensas hacer al respecto hoy?

Aprende a adaptarte y superar cualquier adversidad. Este proceso puede implicar tiempo y esfuerzo pero ¿tienes otra alternativa?

Comprométete contigo mismo y toma las riendas de tu vida a partir de ahora.

El dolor emocional y la tristeza son comunes en las personas que han sufrido grandes adversidades o traumas en sus vidas.
Pero existen conductas, pensamientos y acciones que pueden ser aprendidas y desarrolladas por cualquier persona, para adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza, o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud o situaciones estresantes del trabajo o financieras.

Para resurgir de una experiencia difícil y renacer como un ave Fénix, aprende a afrontar las dificultades de cara y a poner el viento a tu favor.

Nunca pierdas la esperanza, ni tires nunca la toalla. Una visión optimista permite esperar que ocurran cosas buenas en tu vida. Trata de visualizar lo que quieres en vez de preocuparte por lo que temes.

Cuida de ti mismo. Lo que comes es tu gasolina, así que ojo con tu alimentación. Haz ejercicio con regularidad. Baila, canta, y ríe.

Desarrolla una visión positiva de ti mismo. Confía en ti, en tus instintos y cultiva la autoconfianza.

Muévete hacia tus metas. Haz algo regularmente que te permita moverte hacia tus objetivos, aunque te parezca que es un logro pequeño hazlo. Pregúntate acerca de las cosas que puedes conseguir hoy y que te ayuden a caminar en la dirección hacia la cual quieres ir.

Sé flexible contigo mismo y con los demás. Nos equivocamos todos, para aprender y crecer.

Puedes cambiar tu realidad si lo quieres. Lucha y confía, la vida de una u otra manera te recompensara, a ti y a los tuyos. El Universo conspirara a tu favor si crees.
Solo hace falta que emerjas y le grites a la vida:
¡YO SOY Y AQUÍ ESTOY! ¡SOY IMPORTANTE Y LUCHARE!

Llámame si necesitas ayuda para aprender técnicas potenciadoras y/o cambiar conductas nocivas, pensamientos limitantes.

¡Paciencia! que hasta que no pase 1:02 minuto el video no empieza. Vale la pena verlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *