¿Estás viviendo tu propia vida?

Gestión del tiempoUno de los primeros pasos que puedes hacer es aprender a gestionar bien tu tiempo.A menudo me encuentro con personas que me exponen que no rinden en el trabajo, que apenas pasan tiempo con su familia, que están estresados…Hoy comentare una estrategia que expuso Stephen Covey en su libro: “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”.

Primero establezcamos lo que es urgente para nosotros, aquello que necesita de nuestra atención inmediata. A menudo lo más urgente complace más a otros que a nosotros mismos.

A continuación definamos lo importante, que son aquellos asuntos cuya repercusión afecta más a nuestras metas a largo plazo, a lo que de verdad es significativo y valioso para nosotros, pero que como no suelen ser urgentes, no les prestamos toda la atención que requieren.

Si nos fijamos en la imagen que adjunto, vemos la matriz de administración del tiempo de Covey.

El cuadrante I es el de lo IMPORTANTE y URGENTE, es en el que nos movemos cada día, donde producimos, aplicamos nuestra experiencia. Son asuntos que reclaman nuestra atención inmediata. Algunas actividades son importantes, pero las hemos ido postergando tanto, o no las hemos planificado lo suficiente, que se han convertido ya en urgentes, surgiendo así una crisis.

El cuadrante II es el IMPORTANTE y NO URGENTE, el cuadrante de la calidad, donde planificamos a largo plazo, nos anticipamos y prevenimos los problemas, incrementamos nuestras habilidades y nos proporciona un desarrollo continuo. Es el cuadrante del liderazgo personal, de la previsión y preparación: nosotros actuamos sobre él. Nos da el poder de generar capacidad.

El cuadrante III es el URGENTE y NO IMPORTANTE, el cuadrante del engaño. Aquí pasamos la mayor parte del tiempo. Suelen ser actividades que sirven para satisfacer las prioridades y expectativas de los demás. Aquí están las llamadas, interrupciones, reuniones, correos, informes, etc…

El cuadrante IV es el NO URGENTE y NO IMPORTANTE, es el cuadrante de la perdida de tiempo, a donde nos solemos escapar para huir del agobio que nos produce el cuadrante I y III. Implica un deterioro sin consistencia.

Te propongo un plan: durante una semana apunta en un cuaderno, en que cuadrante pasaste la mayor parte de tu tiempo cada día.

La mayor parte de personas que dicen que no tienen tiempo para hacer más cosas, o que están muy ocupadas, es posible que centren sus vidas en el cuadrante uno y el tres.

Define en forma prioritaria los objetivos y metas que deberás alcanzar en el corto, mediano y largo plazo.

Decide sobre aquello que no es urgente pero sí importante en tu vida. . .

Si necesitas más estrategias que te permitan vivir tu propia vida con excelencia puedes contactar conmigo y realizar un entreno de Coaching Life.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *